Google+ Excelentes los novillos del Conde de Mayalde y éxito de Victor BarrioMunicipio de El Espinar | Municipio de El Espinar
Restaurante y Alojamiento La Viña
Empresas del Municipio
Publicidad
¿Quieres anunciarte?
Ponte en contacto con nosotros para informarte sobre las posibilidades de anunciarte en el medio de comunicación digital de El Espinar con más visitas: ElEspinar.Info

Excelentes los novillos del Conde de Mayalde y éxito de Victor Barrio

Víctor Barrio fue el único que consiguió abrir la puerta grande del coso espinariego. Foto Pedro Merino

Víctor Barrio fue el único que consiguió abrir la puerta grande del coso espinariego. Foto Pedro Merino

Un apéndice logró López Simón y sin trofeos David Galván por su fallo a espadas

Pablo Pastor – El Espinar
Toreros: Víctor Barrio, de grana y oro, estocada entera (oreja) y estocada caída (oreja). Salió en hombros.
David Galván, de blanco y plata, pinchazos, estocada y descabello (Aviso y silencio) y estocada tendida y trasera (vuelta el ruedo).
López Simón, de blanco y oro, pinchazo en la suerte de recibir y estocada entera( oreja) y pinchazo, pinchazo hondo y estocada ( ovación).
los novillos
De la ganadería de Conde de Mayalde, de magnífica presentación y de juego desigual.Manejables y con nota alta para tercero y cuarto y malo el quinto. En conjunto nobles y con escasas complicaciones.
La plaza
Registró una entreda cercana a la mitad del aforo. Presidió José Miguel Gil, presidente del Colegio Veterinario de Segovia, muy correcto en su labor. La reina de las fiestas y damas de honor presenciaron el espectáculo desde el palco presidencial. Amenizó la función la Banda de Municipal de El Espinar.
Por estas calendas solía haber corrida de toros en El Espinar. Las circustancias demandan prudencia y cautela a la hora de invertir. Por ello, el ayuntamiento espinariego ayudó en lo que pudo, no mucho, al audaz empresario taurino Gustavo Postigo, quién haciendo gala de valor y afrontando el posible riesgo económico, montó una novillada con el mejor cartel posible en estos momentos, primero, segundo y cuarto del escalafón. El segoviano Victor Barrio cumplía su vigésima novillada, López Simón la décimo sexta y David Galván la décimo cuarta, es decir, tres mandamases de los novilleros.
Para añadir aliciente al festejo, novillos del ganadero espinariego Conde de Mayalde a los que el mayoral en funciones Rafael Matute, matador de toros también espinariego, no perdía detalle.

VÍCTOR BARRIO

El paisano que arrastra interés y público a las plazas, se nota la presencia de muchos aficionados segovianos en los tendidos, tiene su particular tauromaquia que se basa en el valor, la técnica y la estética. Magníficas verónicas rematadas con revolera como saludo protocolario al que abría plaza. Quite con tres lances más. En la boca de riego, pases por alto sin enmendarse y a pies juntos. Ajustados muletazos en redondo en dos tandas consecutivas abrochadas con el correspondiente pectorel. Olés y palmas. Al natural y bajando el engaño, una serie desigual para retornar al otro pitón por donde volvió a encandilar al respetable. Estocada y oreja. Larga cambiada de hinojos y lances de esa guisa a su segundo novillo con quite mezclado de gaoneras y tafalleras. Con la flámula y en el centro del ruedo, faena compuesta de hermosos muletazos, dando sitio al burel, llevándole toreado baja la mano o a media altura y a quién recibió de rodillas. Firme, resultivo, templado y componiendo la figura, dando recital de buen toreo pleno de gusto y estética. Serena la imagen que transmite Barrio que lleva una temporada de enormes compromisos y los que le quedan aún. Fueron limpios los naturales en la segunda intentona con puro concepto y sapiencia. Cortó otra oreja.

DAVID GALVÁN

El de La Isla de San Fernando pechó con el peor lote y eso le condicionó mucho. Ante ambos no hubo estiramiento con el capote. Con su primero se mostró acelerado aunque con gusto torero en la forma y algunos muletazos. Rebrincada embestida del novillo y consecuentemente el toreo no fluía con lucidez. Tres naturales y un desarme. Estilo personal de este excelente y joven torero gaditano que tiene mucho futuro por delante. Faena de entrega y sanas intecniones. Mal con los aceros para ver silenciada su labor. Con el quinto de la tarde, doblones muy toreros, prueba por arribas y deja paso a un toreo de clase adornado de detalles y algunas poses de reconocda solvencia estética. A base de porfía y entrega, sacó destellos de clase torera muy en la línea del más puro clasicismo, que ya es decir. Detecta este joven valor una tauromaquia muy del gusto de los buenos aficionados a quienes por encima de todo les agrada mayormente el “duende” y la clase torera. Cumplió una vuelta al ruedo.

LOPEZ SIMÓN

Poca cosa con el capote. Cinco muletazos de hinojos entre olés. Excelente muleteo, enormes dos series que se jalean con fuerza. Firme, seguro y sin complejos, llevó a cabo un toreo de fino y sensible emblanaje que gustó tremendamente. Recital de buen toreo y al natural dando la distancia precisa, adelantando la muleta y rompiendo en la cintura, muletazos de sabor a puro ámbar. Cerró con tres extraordinarios pases en redondo, de clase especial. Cortó una oreja. Y con el que cerraba plaza, novillo de juego regular, lances a pies juntos y tres abierto el compás. En redondo aplicó muletazos a media altura ya que el morlaco llevó siempre la cara alta. Desgranó labor muletirl dentro de las normas clásicas y de sencilla ejecución. Hubo detalles muy estimables pero con escasa transmisión. Mató mal escuchando una ovación de despedida.

Guardería Infantil
Restaurante El Espino

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.