Pregón Fiestas San Rafael 2017

Acaban de comenzar las fiestas en las que pudimos asistir al pregón que dieron dos de los tres invitados a hacerlo, Javier Sanz, Jesús Vázquez y Luis López, que no pudo asistir como le hubiese gustado, con toda seguridad.

Entre el jaleo de las ganas de comenzar las fiestas, todo ese alboroto que es lógico que se produzca y la megafonía un tanto escasa, dieron un pregón que no se pudo seguir con atención, por lo que os lo ofrecemos para quien esté interesado en leer las palabras que dirigieron a todos los vecinos los pregoneros.

Pregón de Javier Sanz:
Javier Sanz leyendo su pregón ante los vecinos deseando comenzar las fiestas

Javier Sanz leyendo su pregón ante los vecinos deseando comenzar las fiestas

Señora alcaldesa, señores concejales, vecinos, amigos todos, un año más damos la bienvenida a estas fiestas que son nexo de unión entre quienes formamos parte de San Rafael y los que nos visitan.

No todos los días le brindan a uno la oportunidad de dar el pregón de las fiestas patronales de su pueblo, ni tan siquiera de subirse a este balcón para saludar a quienes en muchos casos le han visto crecer.

No está uno acostumbrado a tales honores por lo que, como mínimo, no se puede menos que dar las gracias. El agradecimiento y la gratitud se suman a la ilusión y la alegría que me ha generado el nombramiento de pregonero junto a mis amigos Jesús y Luis que, desgraciadamente no puede acompañarnos en el día de hoy.

Nuestro pueblo se viste de gala un año más para celebrar esta semana, en la que todos vosotros sois los protagonistas. Os podéis sentir muy orgullosos de ser hijos de San Rafael, de identificaros con
este paraíso verde, lleno de vida y de enamoraros de sus paisajes, de sus montañas, de sus collados y sus cumbres, de sus sendas, de sus caminos, de sus incomparables fuentes….

Los pregoneros atendiendo las preguntas de la televisión provincial

Los pregoneros atendiendo las preguntas de la televisión provincial

Desde Arroyo Mayor hasta La Tejera, desde La Casona hasta Suelta el Prado, pasando por el Paseo Rivera y por el Cordel y por nuestra Plaza Castilla y por el Paseo de San Juan y por tantos y tan maravillosos rincones que esconde nuestra tierra al pie de tan majestuosos montes siempre verdes y de nuestra querida Cabeza Reina.

Es un honor para mí ofreceros estas palabras y compartir este momento con todos aquellos que cada día hacéis que San Rafael sea un lugar por el que merece la pena trabajar y hacer de él nuestra casa como lo han hecho quienes nos eligieron para construir su vida.

En los más de doscientos años de historia que nos contemplan, hemos pasado de ser una pequeña colonia de veraneo a ser la puerta de entrada del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama gracias a nuestro privilegiado lugar en el mapa.

Es cierto que ha habido épocas duras, muy duras incluso, algunos tuvieron que marchar fuera para salir adelante y años después regresaron ya con el cabello gris y arrugas en su rostro, pero con el
corazón henchido de orgullo porque siempre han llevado a gala ser fondilleros, allá donde fueran.

Quiero hacer un merecido homenaje así mismo a nuestros mayores, quienes con esfuerzo denodado trabajaron para mejorar nuestro pueblo, a veces encarando cuantiosas dificultades, desempeñando labores y oficios hoy ya desaparecidos: carreteros, tablajeros, molineros, hojalateros o serenos, son parte de la nómina que alumbró esta pequeña aldea y la convirtió en la maravilla que hoy tenemos el placer de disfrutar.

Hoy en día somos parte del municipio más poblado de la provincia, algo tienen estos rincones encantados que atrajeron a presidentes, escritores, personajes ilustres y otros quizá menos relevantes, pero todos ellos son parte de nuestra memoria junto a los verdaderos constructores de esta realidad llamada San Rafael, la Suiza española.

Termino invitando a todos a disfrutar de nuestras siempre esperadas fiestas desde el respeto, la concordia y la buena sintonía. Queridos vecinos, amigos y visitantes:

¡¡¡FELICES FIESTAS A TODOS Y QUE VIVA SAN RAFAEL!!!
Pregón de Jesús Vázquez:
Jesús Vázquez se dirige a todos los vecinos y visitantes desde el balcón de la oficina municipal

Jesús Vázquez se dirige a todos los vecinos y visitantes desde el balcón de la oficina municipal

Buenas tardes vecinos y amigos. Antes de nada, quería hacer una mención especial a Luis López, que debía compartir hoy con nosotros estos momentos, pero razones personales lo han impedido.

Días atrás la corporación municipal me sorprendió comunicándome que fuese junto a Javier vuestro pregonero en estas fiestas de verano. Entonces me asaltaron dos dudas ¿por qué yo? no sé hablar en púlpitos y soy más de distancias cortas, pero también pensé ¿por qué no? al fin y al cabo soy un fondillero, uno de tantos, sin más pena ni más gloria, pero fondillero al 100% y como decía Jorge Cafrune “me siento contento, porque estoy en mi elemento y valgo lo que soy”…así que… aquí estoy.

Aprovechando que el río Gudillos pasa por San Rafael, voy a esbozaros la pequeña gran historia de nuestro pueblo, un edén fundado en la espesura del Guadarrama, cuyos primeros habitantes lucharon hace más de dos siglos contra un medio hostil y despiadado.

Se cuenta que los inviernos eran extremadamente fríos, y la vida en esta vertiente fue un continuo desafío a los elementos. Dicen que nuestros montes estaban poblados de fieras y alimañas, de extraños espíritus e incluso se asegura que los espectros vagaban sin rumbo a través de los bosques. Algunas leyendas citan que en estas cumbres habitaban brujas, ogros y seres fabulosos.

Placas en recuerdo a su nombramiento como pregoneros de San Rafael

Placas en recuerdo a su nombramiento como pregoneros de San Rafael

Pero por los arroyos corrían aguas mágicas que reflejaban maravillas, su transparencia era cristalina y la frescura era tal que los animales acudían desde muy lejos a abrevar. Nuestros ancestros vivían en armonía hasta que un día, aconteció que un ejército extranjero ocupó nuestra fonda y turbó aquella paz durante años, hasta que fue expulsado de aquí por siempre jamás.

Con el tiempo, la localidad creció, nuevas gentes visitaban nuestros parajes y descubrieron un mundo encantado que les cautivó de tal manera que algunos hicieron de él su hogar. No faltaron celebridades, aventureros, viajeros sin destino o buscavidas que pisaron este territorio antes proceloso y después fascinante, dejando su huella, una huella que finalmente forma parte de nuestra memoria, y por tanto hemos de conservar.

Es justo pues, hacer un ejercicio de reflexión y tributar un merecido homenaje a quienes hicieron posible este milagro que hoy disfrutamos y que debemos preservar para las siguientes generaciones, es nuestro deber otorgarles un pueblo mejor que ellos a su vez entregarán a sus herederos.

Recordad siempre vuestro origen, nunca lo olvidéis porque San Rafael no os olvida

Tened unas felices fiestas que transcurran por los cauces del entendimiento y la diversión Fondilleros….

¡¡Viva San Rafael!!